Bienvenidos al Blog sobre Nutrición Deportiva y Comunitaria. Ante cualquier consulta, escríbenos a: nudeyco@gmail.com


25 jun. 2012

HARVARD EVALÚA LOS SUPLEMENTOS


Gracias al trabajo del GREP-AEDN, os ponemos a continuación información sobre la Universidad de Harvard, la cual, consciente de la popularidad de los suplementos dietéticos y de la confusión que los rodea en relación a sus beneficios para la salud, ha divulgado a través de una de las publicaciones periódicas de su Escuela de Medicina, un análisis acerca de la evidencia actual en relación a algunos de los suplementos más utilizados. 

Se revisa brevemente la situación actual sobre del papel preventivo de la vitamina D, el calcio, los antioxidantes, las vitaminas B6, B9 y B12, el aceite de pescado y la fibra, entre otros. En el documento se detallan las conclusiones y recomendaciones para cada uno de los suplementos. Algunas de las afirmaciones que queremos destacar son:

- No tomes suplementos antioxidantes (a excepción de aquellos con degeneración macular relacionada con la edad, que sí se beneficiarían de algunos suplementos antioxidantes que contengan zinc).
- No hay evidencia que la ingesta diaria de suplementos multivitamínicos sea, ni peligrosa, ni beneficiosa. Sin embargo, si no hay indicios de efectos favorables, incluso el más mínimo indicio de posibles efectos negativos, debería ir a favor de no recomendar su uso. Al fin i al cabo, uno de los primeros principios de la medicina es primum non nocere: "lo primero es no hacer daño”.
- La lista de suplementos no recomendados es muy larga. En ella se encuentran los suplementos que han fracasado en los ensayos clínicos (zinc para el resfriado común, equinácea para las infecciones respiratorias, yohimbine para la disfunción eréctil, DHEA para el envejecimiento, la pérdida de memoria, la potencia sexual, etc.), el ginseng y el ginkgo biloba para cualquier propósito y el cromo o cualquier otro suplemento para la pérdida de peso.

Los expertos de Harvard advierten que hay que prestar especial atención a las declaraciones y reclamos que suelen acompañar a los suplementos y ser muy cauto cuando se acompañan de:

- Reclamos extravagantes: si suenan demasiado bien como para ser verdad, normalmente, no son verdad.
- Testimonios, sobre todo de famosos.
- La idea de que si uno es bueno, muchos es mejor (el exceso de algunos suplementos es claramente peligroso).
- Palabras que no suponen ninguna garantía de eficacia ni seguridad: “natural”, “rico en antioxidantes”, “clínicamente probado”, “anti-edad”, “poder sexual”, “quema grasas”, etc.
- Potenciales interacciones entre suplementos y fármacos (consulta con profesionales debidamente cualificados).
- Ingredientes farmacológicamente activos: los suplementos pueden estar adulterados con productos peligrosos.

Referencia 1:  Harvard Medical School . Supplements: A scorecard (sitio en internet). Harvard Health Publications. Disponible en: http://www.health.harvard.edu/newsletters/Harvard_Mens_Health_Watch/2012/April/supplements-a-scorecard?utm_source=HEALTHbeat&utm_medium=email&utm_campaign=HB052412. Acceso el 25 de junio de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario